Saltar al contenido

Termas y Sopas

Las diferencias culturales quedan plasmadas de diferentes formas en nuestro entorno. Sin ir más lejos Tokio, el anfitrión de los próximos Juegos Olímpicos de 2020, se ha visto obligado a meditar sobre su sistema  de señalética. Se han dado cuenta de que las diferencias culturales hacen que el mensaje que se pretende comunicar a través de  determinados  pictogramas no coincida.

Éste es un ejemplo bastante claro de cómo afecta la cultura a la interpretación de algunos símbolos.

Después de preguntar a mis compañeros, todos hemos coincidido en que el primer pictograma representa, sin lugar a duda, un plato de comida humeante, muy caliente. Sin embargo, cualquier japonés sabe de sobra que éste es el pictograma que se utiliza para señalizar los onsen, que son lugares de aguas termales de origen volcánico, muy populares en el país nipón.

Esta forma de interpretar una misma señal podría suponer un problema cuando miles de visitantes extranjeros acudan a los JJOO de Tokio. ¿Terminarán en el mismo sitio las personas que buscan un baño en las termas y las que esperan tomar una deliciosa comida típica?

Si tenemos en cuenta que uno de los objetivos de la señalética es la universalidad, considerar alguna modificación en el pictograma que dejase atrás las barreras culturales sería lo lógico.

Sin embargo, el plan original para cambiar el pictograma de los onsen se reconsiderará en respuesta a las fuertes solicitudes para que permanezca como está. Al fin y al cabo, los japoneses  no tienen ninguna duda respecto a su significado y, pese a ser uno de los países más evolucionados, Japón se caracteriza por tener gran arraigo a sus tradiciones.

Diseño invisible y cultura en la señales

Estamos en un aeropuerto y tenemos que hacer trasbordo para coger otro vuelo. Vamos con prisas y no estamos familiarizados con el espacio pero, sin embargo, conseguimos llegar a tiempo y sin problemas a nuestra puerta de embarque. ¿Cómo es posible  que hayamos llegado a nuestro destino si nunca antes habíamos estado allí? Esto ocurre, sin duda, gracias a un BUEN DISEÑO.

Excelentes programas de señalética, tanto a nivel de diseño gráfico como de programación, conviven con nosotros tan a menudo, y estamos tan acostumbrados a ellos, que sólo les prestamos atención cuando no cumplen correctamente su función.

Los diseñadores son desafiados a reflexionar sobre cómo las personas se relacionan con su entorno y cómo el diseño se utiliza como vehículo para honrar la diversidad, trascender las fronteras y mejorar la calidad general de nuestras vidas

Universalidad

Una buena señalética te ayuda a saber dónde estás, entender dónde quieres ir, encontrar la mejor ruta para alcanzar tu destino, y reconocer que has llegado a donde te diriges. Este grupo coordinado de ayudas sensoriales que acompañan a las personas a navegar de la forma más eficiente posible para ellas, tiene como aliado el concepto de universalidad.

Independientemente de que sea un espacio conocido o no, de que hables el idioma o de que pertenezcas a otra cultura, las  señales han de cumplir su función. Pero, sobre todo, han de ser interpretadas correctamente por sus usuarios, por cualquiera de ellos.

¿Y tú qué opinas? ¿Se debe adaptar el diseño de algunas señales para los JJOO de Japón de forma que cumplan el principio de universalidad o, por el contrario, debe permanecer tal cual y respetar el diseño  original?