Saltar al contenido

Programa de señalética desarrollado por Brancor para X-Madrid

X Madrid

X Madrid es un nuevo centro comercial que rompe los moldes del sector. Es por esto por lo que en esta entrada queremos compartir contigo el programa de Wayfinding que Brancor ha realizado para X-Madrid. Este innovador espacio de ocio, moda, deporte y gastronomía de 47.000 m2 de SBA, propiedad de Merlin Properties, se encuentra ubicado en Alcorcón (Madrid). Brancor ha desarrollado el programa de señalética para este espacio comercial.

El «antimall«

Denominado por sus directivos como El “antimall“, ya que no hay una definición clara para este espacio, es la suma de muchos conceptos y de muchos momentos de ocio y consumo. Es un espacio con una clara presencia off y on, es un puente entre el pasado, el presente y el futuro.

Un concepto transgresor

Este transgresor espacio necesitaba un proyecto de wayfinding totalmente coherente con el posicionamiento definido. Para conseguirlo cogimos el concepto plasmado en el proyecto arquitectónico. Este proyecto está basado en tres principios clave: la estética del Soho y de las canchas de baloncesto urbano de la ciudad de NY, los postulados brutalistas del hormigón de Le Corbusier y la estética de mercadillo tipo Cadem en Londres. A partir de ahí iniciamos en Brancor el diseño del programa de señalética.

Una estética ciberpunk

Todos estos conceptos se ven enriquecidos por la incorporación de una estética ciberpunk. Dicha estética se concreta en los tratamientos de las fachadas, la cúpula y la irrupción de la tecnología en todo el espacio. De esta manera, mediante pantallas digitales gigantes y luces indirectas, se ha conseguido dotar de ritmo e intensidad dramática a todo el conjunto.

Un programa de señalética desarrollado por Brancor

Con un proyecto conceptual tan específico, el programa de señalética desarrollado por Brancor tuvo la exigencia de rubricar el espacio mediante la coherencia con ese posicionamiento establecido. Para alcanzar ese objetivo cogimos como base la trama metálica inspirada en las canchas de baloncesto de la ciudad de NY y creamos un conjunto de tipologías de señales coherentes con el concepto estratégico.

Flexibilidad como requisito

En Brancor nos pusimos como exigencia, para el diseño creativo y formal de los diferentes tipos de señales, que éstas permitieran la adaptación permanente de sus contenidos a las demandas de un espacio vivo y en continua transformación. Esta flexibilidad de los soportes, unidos a su carácter urbano y al tipo de materiales utilizados, ha conseguido dotar de una gran personalidad al conjunto del programa de señalética. Así mismo ha permitido reforzar el mensaje en todo el espacio comercial y en las zonas comunes.