Saltar al contenido

BrandQuitectura

– 01 Branding arquitectónico

Cuando trabajamos sobre un espacio, ya sea natural, urbano o arquitectónico, aparecen aplicaciones relacionadas con la necesidad que tiene la marca de expresarse en la estructura arquitectónica y espacial de dichos espacios. Estas necesidades pueden estar relacionadas con: la identidad de la empresa, con la experiencia de visita, con los servicios que se ofrecen a los usuarios, etc. Estas aplicaciones de la marca en la arquitectura pueden afectar al conjunto del espacio o a una parte de él.

Las áreas que se incluyen dentro del Branding Arquitectónico son básicamente las siguientes:


01.1 Rótulos

Toda organización tiene una necesidad de recordar su marca en diferentes momentos de la interacción con sus usuarios. En algunos casos tienen la necesidad de que la marca se vea a gran distancia o que su marca tenga una relevancia especial en zonas comunes o en espacios de recepción de clientes. Otras veces se hace necesario desarrollar la arquitectura de marca en diferentes formatos y/o materiales repartidos por el espacio físico de interacción con los usuarios.

01.2 Exteriores y Paisajismo

Los exteriores de un espacio corporativo son la antesala de lo que va a ocurrir en el interior y, en la mayoría de los casos, son la primera impresión y la última que se lleva el usuario. Estos exteriores, así como los programas de paisajismo, no sólo interactúan con los usuarios sino que modelan una imagen de marca en todas aquellas personas que pasan o transitan cerca de sus instalaciones.

01.3 Fachadas y Entradas

Las fachadas y las entradas a los espacios corporativos transmiten de forma definitiva los valores que la marca proyecta en los usuarios, y en todos aquellos que pasan por delante de ese espacio de forma fortuita. Dicha interacción de los usuarios con las fachadas y las entradas generan una determinada impresión en ellos. En algunas ocasiones esta impresión será la primera y la última que se llevará el usuario sobre esa organización.

01.4 Parking

Las zonas de aparcamiento son momentos destacados de contacto con los usuarios. Este contacto empieza con la localización de los accesos y continúa en el interior con la selección de plaza y la identificación de los vestíbulos que conectan, por medio de las escaleras y los elementos de transporte vertical, con los espacios del edificio. En toda esta interacción de entrada y salida son numerosas las posibilidades que tiene la marca de expresarse e interaccionar con sus usuarios.

01.5 Recepción

La recepción, o la zona de información de usuarios, es un punto neurálgico de comunicación con el personal interno, los proveedores, los colabores o las personas que acceden a dicho espacio de forma puntual. Es este un espacio principal de comunicación de la marca que incorpora espacios físicos, elementos tecnológicos y servicios. Todo lo descrito contribuye a una proyección positiva de la marca.

01.6 Zonas comunes

Los aseos, las áreas de descanso, las zonas de trabajo colaborativas, los comedores, las salas de reuniones, las oficinas individuales, etc. son algunos de los espacios que pueden transmitir de forma explícita o implícita la dimensión de la marca y los valores que transmite. Ser capaces de ir más allá de lo esperado por sus usuarios, dotarlas de un valor añadido para ellos, o generar una experiencia memorable, forma parte de los objetivos que se han de tener en cuenta a la hora de definir dichos espacios.

01.7 Instalaciones y equipamientos

La megafonía de un edificio, las paredes, el pavimento, la programación musical en determinadas estancias, los elementos sensoriales asociados a lugares concretos, la climatización o el programa de paisajismo interior, son algunos de los elementos que conforman las instalaciones y equipamientos a tener en cuenta a la hora de transmitir la marca, y sus valores asociados, a los usuarios de dichas instalaciones. La excelencia de dichas instalaciones va a conformar una idea de marca y de experiencia de uso del espacio.

01.8 Mobiliario

El mobiliario va a refrendar, con hechos, los valores que la marca quiere transmitir. Este mobiliario ha de adaptarse a cada uno de los espacios, ser coherente con la marca y su universo asociado, favorecer la ergonomía y el confort de sus usuarios. En definitiva el mobiliario forma parte de la motivación de los empleados y de la transmisión de los valores de la marca, hechos ambos interrelacionados entre sí.

+ 02 Diseño Gráfico Ambiental