Saltar al contenido

Arquitectos y Promotores

Los proyectos de arquitectura obedecen a un encargo de una propiedad que tiene unos objetivos estratégicos y corporativos definidos. La marca corporativa de dicha propiedad es un activo que ha de quedar reflejado a lo largo del desarrollo de todo el proyecto arquitectónico: requiere de un diálogo constante entre los creadores de la marca y los diseñadores y promotores del espacio. En Brancor establecemos este diálogo inmediatamente desde el proceso de conceptualización, trabajando sobre el BrandBook que refleja la personalidad y la estrategia de la marca, y hasta el desarrollo del nombre y el diseño de la marca y sus diversas aplicaciones, que van a tener una presencia relevante en el espacio arquitectónico. Así, colaboramos con el estudio de arquitectura para crear una experiencia de marca memorable: facilitamos a los arquitectos el diseño e implementación de las diversas áreas de servicio y espacios en contacto con el cliente, elementos que impactan de forma directa en la experiencia de marca en el edificio.

Un wayfinding coherente con el proyecto arquitectónico

El proyecto arquitectónico de un estudio de arquitectura suele tener claramente definidas las líneas de diseño del espacio que desarrolla, en coherencia con la conceptualización inicial del mismo. El programa de wayfinding quiere ser coherente con la propuesta creativa del proyecto arquitectónico, tanto en formas como en colores, materiales, etc. a la vez que tiene en cuenta la integración de esa propuesta con la identidad de marca existente.