Saltar al contenido

Restauración

En el sector de restauración (restaurantes, bares, cafeterías, etc.) ha de ponerse especial atención en integrar la Identidad de Marca a la señalética de forma que favorezca la expresión de la marca en cada uno de los soportes que se hayan definido y, al mismo tiempo, ha de crearse de una experiencia de visita memorable. De esta forma, una buena señalética podrá transmitir el espíritu del espacio a la vez que logra orientar, dirigir e informar a los usuarios. Para ello, el programa de señalética trabaja para dar un trato especializado, pensando en las necesidades tanto de restaurantes como de cafeterías, bares o restauración especializada.

A todo ello debe añadirse que el sector de la restauración está en constante expansión y movimiento: además del producto y servicio central que ofrezca, incluye también elementos como el diseño, las tendencias y las tecnologías, de forma que el producto/servicio final va más allá del acto de ir a consumir un producto de restauración.

Fomentar la venta de determinados productos

La señalética y el environmental branding en establecimientos de restauración tienen un cometido importante a la hora de fomentar la venta de determinados productos y/o servicios. La conducta del consumidor, en relación a lo que tiene que ver con temas gastronómicos, está muy dirigida por los diversos estímulos sensoriales que reciben las personas en dichos espacios. De esta manera, si somos capaces de vehicular todas estas impresiones sensoriales y matizarlas en representaciones de la marca o elementos de wayfinding y señalética, ayudaremos a mejorar la experiencia del usuario en esos establecimientos, al tiempo que mejoraremos los resultados comerciales.

Aprovechar el momento de consumo

Hay que tener en cuenta que el usuario está, exactamente, en su momento de consumo: quiere consumir y está esperando a que lo guiemos para que realice la mejor elección; es ahí en donde podemos interactuar con él y obtener los mejores resultados, tanto para él como para el establecimiento. La presencia de la marca confirma la decisión de consumo en base a los valores que la integran y, de esta manera, el cliente siente que toma la decisión acertada.