Saltar al contenido

Centros de salud

Un centro de salud es un espacio destinado a dar servicios sanitarios a sus usuarios y, por ello, es importantísimo para la institución u organización desarrollar una buena reputación de marca, presidida por una memorable experiencia de usuario en cada una de sus áreas de servicio. Hemos de tener en cuenta que los usuarios de los centros de salud se estructuran en grupos diferentes dependiendo del momento y tipo de uso que hacen de las instalaciones: pacientes hospitalizados, familiares o amigos de los pacientes, personal interno, proveedores y colaboradores del centro de salud, tienen todas necesidades específicas y diversas. El programa de señalética ha de ser capaz de cubrirlas todas, informando y orientando a cada tipología de usuarios particularmente. Por ello, un programa de señalética de un centro de salud requiere una recogida exhaustiva de información de los diferentes puntos de vista de los distintos tipos de usuarios. Luego, este análisis profundo permite orquestar las necesidades individuales de forma sistémica en el conjunto de los espacios. En definitiva, la señalética en un centro de salud quiere dar una solución conjunta a problemas diversos tales como la necesidad de comunicarse con pacientes en diferentes idiomas, la creación de una simbología universal y específica para cada servicio (zonas de servicio privativas, áreas de servicios al paciente paralelas al hospital, etc.), las necesidades específicas de familiares y acompañantes, la orientación a personas con discapacidad, etc. Todo ello, además, a la vez que intenta crear un ambiente positivo y de cuidado atento de los diversos usuarios del centro de salud.

Influencia de la señalética en los resultados de un centro de salud

Un buen programa de señalética impactará en los resultados tanto económicos como de reputación de la marca. Por ejemplo, si conseguimos que las personas se orienten de forma eficiente en un centro de salud, vamos a conseguir que el tiempo dedicado por el personal del hospital, ya sean médicos, enfermeras, celadores, etc. a guiar a los visitantes, se reduzca y puedan emplearse en la atención hospitalaria, su verdadero cometido. Además, ello afectará de forma directa a la calidad del servicio y, por tanto, a la imagen que la marca proyecta.

Mejoras de los ratios de atención al cliente

Si mejoramos las colas, los tiempos de espera, los recorridos improductivos de los usuarios, etc. aumentaremos de forma significativa la calidad de la experiencia del servicio y, de forma directa, la imagen de marca y su reputación. Podemos decir, por tanto, que un buen programa de señalética hospitalaria va a influir de forma relevante en los resultados económicos del centro de salud.