Saltar al contenido

Señalética

La señalética es un sistema estructurado de señales, dirigido a orientar a las personas dentro de un espacio público o privado. Para el desarrollo del sistema se usan señales, que pueden adoptar diferentes formas y contenidos, como soporte a suministrar información relacionada con cada una de las necesidades de cada uno de los usuarios. Cada una de las señales se estructura en grupos homogéneos, denominados tipologías, con el objetivo de favorecer la usabilidad de todo el sistema.

Aplicaciones de un programa de señalética

Un programa de señalética se aplica a cualquier espacio urbano, natural o arquitectónico.

Centros Comerciales

Son espacios en los que además de intervenir en la orientación y en la información para sus usuarios también se utiliza a la hora de mejorar los flujos de visita así como potenciar la ampliación de la visita de los clientes ayudándoles a entender toda la oferta comercial en su conjunto.

Hospitales

En este caso un buen programa de señalética de hospitales ayuda a disminuir el estrés de los diferentes usuarios: pacientes, acompañantes, personal médico y asistencial, colaboradores, etc. También ayuda a mejorar la experiencia de visita y la imagen de marca del centro de salud.

Edificios corporativos

Acompañar a la diversidad de usuarios a que lleguen a su destino de la forma más eficiente posible se une a la potenciación de la presencia corporativa en cada una de las estancias en las que se divide el edificio.

Ciudades

Las ciudades necesitan introducir en sus estructuras un eficiente programa de señalética para dar solución a las necesidades de las diversas tipologías de usuarios que utilizan sus calles y arterias. Muchos usuarios desconocen la ciudad y cómo se estructura y por tanto el reto es conseguir que alcancen su destino sin perderse y de la forma más eficiente posible.

Educación

En el ámbito educativo nos encontramos con usuarios de diferente estadio cognitivo lo que implica una eficacia a la hora de emitir el mensaje y estar seguro de que llega a todos ellos. Este carácter universal obliga a enfocar el diseño de las señales de tal manera que se asegure su decodificación por cada uno de los receptores.

Estaciones de viajeros

Diseñar un programa de señalética para un aeropuerto, una estación de tren, de autobuses, o una terminal de barcos, obliga a ser muy claros y precisos en el mensaje, a la vez que este sea de una codificación universal que, independientemente de la lengua que utilicen los usuarios, permita entender las señales de orientación e información de forma muy eficiente.

Museos y centros culturales

Un programa de señalética para museos y centros culturales tiene como punto de referencia que su función orientadora no ha de interferir en ningún caso en el material expuesto en dicho espacio. Es por tanto una señalética invisible capaz de hacer su labor si estar presente y  sin captar la atención de forma prioritaria, por parte de sus usuarios.

Parking

Un programa de señalética en un parking obliga a centrarse en dos usuarios principales: los conductores y los peatones. Uno de los objetivos del programa es asegurarse que el conductor va a recordar con facilidad dónde aparcó su coche. Otros objetivos serían que pueda abandonar el parking de forma rápida evitando atascos y sin movimientos improductivos dentro del parking.

Estadios y centros deportivos

La prioridad de los estadios y de los centros deportivos consiste en dirigir a cada usuario de forma rápida al lugar que le corresponde evitando movimientos innecesarios dentro del espacio destinado a las gradas y a los servicios asociados. Otro de los objetivos consiste en vaciar de forma rápida y eficaz el espacio deportivo, tanto en condiciones normales como de emergencia.

Espacios naturales

Los espacios naturales necesitan un programa de señalética que garantice la no intervención en el entorno, preservando a este de posibles interacciones negativas con el ecosistema en el que se sitúan, evitando que los materiales o el diseño de las señales trastoquen el propio entorno natural.