Saltar al contenido

Espacios deportivos

Los espacios deportivos tienen un elemento transversal que impacta en todos sus usuarios: la emocionalidad. Por ello, la presencia de la marca con sus diferentes representaciones constituye un elemento fundamental a la hora de aglutinar todas esas emociones en torno a un símbolo que las identifica y que les da cohesión como grupo. Dentro de esos elementos que afectan a los espacios deportivos, ya sean gimnasios, estadios, campos de fútbol, u otros, el programa de señalética ha de ser capaz de acoger y desalojar a gran cantidad de personas en un tiempo muy reducido y, en el caso de que exista una incidencia, ser capaz de realizar una evacuación de los asistentes al evento deportivo en muy pocos  minutos para garantizar la seguridad de los usuarios. Para ello, es necesario un programa de señalética muy claro, directo, universal y visible fácilmente por la multitud que entra y sale. Por otro lado, los espacios han de ser capaces de transmitir el espíritu deportivo al que sirven y de generar una experiencia de visita lúdica, a este mismo propósito ha de dirigirse el programa de señalética.

Tematización de los espacios deportivos

Un espacio deportivo, por sus propias características de competición, está habitualmente asociado a una ciudad o a un colectivo concreto y tiene presente elementos emocionales que se encuentran plasmados, de forma consciente o inconsciente, en la mente de los socios y visitantes al evento deportivo. En estos casos, la señalética, además de informar y orientar a los asistentes a la competición de una manera rápida y eficaz, ha de ser capaz de incluir en su identidad y en cada una de las tipologías de señales de las que se compone, ese espíritu de marca y esa emoción que se encuentra anclada en usuarios y aficionados.

Necesidad de mover grandes masas de personas en determinados momentos

En un acontecimiento deportivo es necesario mover grandes masas de personas en momentos concretos, así al inicio como al final del evento, pero también en los intermedios, durante los que los visitantes se dirigen a los aseos o a comprar algo en la zona de restauración. También pueden existir momentos conflictivos en los que se ha de desalojar a los asistentes del estadio en un tiempo muy reducido por causas de seguridad. Esta particularidad hace que la señalética de un espacio deportivo tenga unas características muy específicas que permitan un movimiento de personas en el mínimo tiempo y garantizando la máxima seguridad.